Según una investigación realizada por la Universidad de Harvard (EEUU), se ha determinado que rodar bicicleta podría disminuir en un 34% la fertilidad masculina.

En el estudio participaron 5000 hombres de nacionalidad francesa y 200 norteamericanos, determinando que todos aquellos practicantes del ciclismo por al menos 5 horas semanales tenían menos niveles de fertilidad que el resto. Los hallazgos fueron expuestos durante la reunión de la Asociación Internacional para Problemas de Fertilidad de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM).

Principalmente, la ropa ajustada forma parte de las principales causas de aumento de infertilidad, estas favorecen al calor en la zona de los testículos, reduciendo significativamente la cantidad y la calidad de los espermatozoides. 

De igual forma, es estudio también indicó que deportes que exigen una alta resistencia, pueden ser la causa principal de la reducción de la concentración espermático, esto debido a la las sustancias reactivas del oxígeno que son liberadas durante dichas prácticas.

 No obstante, los especialistas aseguran que tales resultados no deben alarmar más de la cuenta, ya que consideran que los efectos obtenidos son producto del sobreesfuerzo y las condiciones físicas extremas a que se someten los deportistas más que el ciclismo en sí.